La página del veterinario

 Síndrome Diarreico

   Por el Dr. Dr. Christian L. SAPIA
   Médico Veterinario


         Resulta prácticamente imposible resumir este tema en pocas páginas, por tal motivo trataré de enfocar el artículo hacia algunos temas puntuales de mayor interés.

         El síndrome diarreico es una de las principales causas de consulta en la práctica diaria veterinaria, esto está dado por la diversidad de causas que lo producen: infecciosas, parasitarias, motoras, alérgicas, mecánicas, alimentarias, nutricionales, etc.


Patología

         El mecanismo básico por el cual se produce la diarrea se podría resumir en la lesión y/o inflamación de la mucosa intestinal, producida por alguna o varias de las causas antes nombradas. La mucosa intestinal (pared interna del intestino) cumple roles fundamentales en el proceso digestivo. Si nos concentramos en uno de ellos principalmente podremos entender mejor el origen de un proceso diarreico.

         En el intestino grueso acontece reabsorción de agua hacia la sangre, es decir, por la pared del colon transpasa agua desde el contenido que por él transita,  para ser aprovechado por el organismo. De esto se desprende que cuando la mucosa intestinal no puede cumplir con esta función, el agua no puede ser reabsorbida y se elimina con las heces. A mayor imposibilidad de absorción, más líquidas serán las heces y viceversa.

         Cuando la lesión y/o inflamación es severa, no solo no hay pasaje de agua hacia la sangre sino que hay pasaje de sangre hacia la luz intestinal y en esos casos encontraremos sangre en las heces.

         En conclusión, un cuerpo extraño que lastime y obviamente inflame la mucosa, un parásito que destruya esta pared, una inflamación alérgica de la mucosa, etc, nos llevará indefectiblemente a un síndrome diarreico.

         El sistema nervioso autónomo, que regula la motilidad del tubo digestivo también es preponderante, ya que cualquier alteración produce un avance más rápido del contenido intestinal, sin dar chances a la mucosa para que reabsorba agua (el contenido intestinal debe permanecer en contacto con la mucosa cierto tiempo para que se produzca la reabsorción).-

         Como antes aclaré nos estamos concentrando en un mecanismo básico que al alterarse produce la patología, pero generalmente se producen varios acontecimientos a la vez y describir completamente la patología no es la finalidad de este artículo. Demás está decir que infinidad de causas producen cambios en la flora intestinal imposibilitando a dicho órgano para realizar su función.

Motivos más comunes de consulta.

 

         Los motivos más frecuentes de síndromes diarreicos que me han tocado atender son:

- Cambios bruscos en la alimentación.-

-    Enfermedades parasitarias.-

-    Infecciosas en cachorros.-

-    Condiciones alérgicas.-

Los cambios bruscos en la alimentación (pasaje de alimento balanceado a alimentación natural y viceversa o cambio de calidad de alimento balanceado) producen irritación de la mucosa intestinal; los parásitos frecuentes en cachorros y adultos destruyen la mucosa; las infecciones bacterianas o virales desequilibran la flora normal y afectan a las células de la pared intestinal; alimentos no tolerados por el animal (alergia) también irritan su mucosa, etc.-

 
Principales pautas de prevención
 
         Con las siguientes pautas se podrán disminuir notablemente los episodios diarreicos en la vida de nuestras mascotas, obviamente por la diversidad de causas, no estarán siempre exentos del síndrome, pero según mi experiencia la disminución será del orden del 70 por ciento.

         Las vacunaciones tanto del cachorro como del perro adulto deben cumplirse eficazmente, este hecho además de cubrirlos contra las enfermedades infecciosas más comunes, mantienen al sistema inmune activo, proporcionando mejor reacción del mismo ante diversos patógenos.

         Las desparasitaciones del cachorro son vitales y deben continuarse con una frecuencia de 4 a 6 meses en el perro adulto, obviamente lo ideal es previo a cada desparasitación controlar a través de un examen coproparasitológico que parásito puede estar afectando a nuestra mascota.

         Ante cambios en la alimentación, estos deben realizarse de manera "paulatina", es decir, en un lapso de 7 a 10 días ir reemplazando la comida actual por la nueva. Los imprevistos no pueden evitarse (Se me acabó el balanceado!... Conseguí un balanceado barato y no tenía posibilidad de comprarle su pollo!!, etc). Cambio de alimentación natural a balanceado y viceversa o cambio de calidad del balanceado en la mayoría de los casos producen síndromes diarreicos.

         Si se añade a la dieta un componente no habitual y luego se observa diarrea, es muy probable que ese componente no sea tolerado (alergia), en esos casos desestímelo inmediatamente para descartar la intolerancia.


Consejo
 
         Ante un episodio diarreico no trate inmediatamente de medicar con antidiarreicos a su mascota, trate de recolectar la deposición, controle y consulte a su veterinario, muchas veces los antidiarreicos sólo enmascaran enfermedades muy peligrosas o que simplemente se podrían solucionar con dietas o ayuno.

         Lo más indicado siempre es dejar "descansar" la mucosa intestinal para que la misma se desinflame naturalmente, hasta que se pueda determinar la causa del síndrome y por nada del mundo reste importancia a un episodio diarreico.